Caso Chevron Ecuador

8 años de la campaña ‘la mano sucia’ de Rafael Correa contra Chevron

15/09/2021 Juicio Crudo

El gobierno de Correa pagó al menos $ 6.4 millones a MCSquared. También utilizó a la Senain, Cancillería y Procuraduría para la fraudulenta campaña.

8 años de la campaña ‘la mano sucia’ de Rafael Correa contra Chevron

8 años de la campaña ‘la mano sucia’ de Rafael Correa contra Chevron

El 17 de septiembre, 2013, el presidente Rafael Correa viajó al pozo Aguarico 4, desde donde organizó una cadena nacional para lanzar oficialmente la campaña ‘la mano sucia’ contra Chevron. Pidió a “los ciudadanos del mundo no comprar los productos de Chevron”. Y repitió las falsedades de los abogados demandantes.

La engañosa campaña comenzó con una gran mentira. La piscina abierta en el pozo Aguarico 4 debía ser remediada por Petroecuador y no por Texaco Petroleum (Texpet), según el Plan de Remediación Ambiental firmado con el Estado ecuatoriano en 1995. Así figura también en el Proyecto de Eliminación de Piscinas Contaminadas y Derrames en el Distrito Amazónico (PEPDA) de 2006 y 2007.

Este fue el comienzo de una campaña fraudulenta que se extendió a varios países e incluyó la película ‘El Juego Sucio’, difundida por la Procuraduría General bajo el mando de Diego García, la venida de actores pagados, libros, camisetas, publicidad y hasta personas contratadas para protestar contra Chevron en Estados Unidos.

Incluso, el canciller de esa época, Ricardo Patiño, organizó el ‘Día Anti-Chevron’ el 21 de mayo, 2014. En la rueda de prensa, detalló los diversos eventos planificados contra Chevron en embajadas ecuatorianas alrededor del mundo.

Ese mismo año, The Washington Free Beacon reveló que las autoridades ecuatorianas pagaban las facturas de celebridades tales como Mia Farrow, Danny Glover y Alexandra Cousteau para que viajaran a Ecuador a participar en la campaña contra Chevron.

El gobierno de Ecuador también pagó a periodistas internacionales, activistas y políticos del exterior para que viajaran a Ecuador a participar en la campaña de propaganda.

En febrero 2016, el American Media Institute (AMI) escribió que para pagar todo esto (incluyendo los viajes pagados para la estrellas de Hollywood), Correa contrató a MCSquared, una firma de relaciones públicas basada en Brooklyn, que fue creada por una vieja amiga de Correa, María del Carmen Garay, depositando $ 534.000 cada mes en una cuenta de Citibank en Park Avenue, Nueva York.

Según 4 Pelagatos, en 2016, el gobierno de Correa entregó $ 6.4 millones a MCSquared para la campaña contra Chevron.

La campaña resultó ser una decepción para Correa, según los correos electrónicos revelados por AMI. “Nos falta mucha contundencia, y estamos perdiendo impulso”, se quejó. “Ninguna persona importante ha venido… La idea era traer una celebridad cada semana, y ninguna ha aparecido”.

Posteriormente, también se conoció que el que el gobierno de Correa entregó dinero a Pablo Fajardo, principal abogado ecuatoriano detrás del fraude contra Chevron. En los desembolsos están al menos $ 80.000 de la SENAIN y otros $ 100.000 proveniente de sobornos entregados al partido de Correa (caso Arroz Verde).

Sin embargo, los pagos a Fajardo no fueron los únicos gastos de la Senain. También organizó la operación denominada ‘Goliat’. 4 Pelagatos escribió en 2017 un artículo sobre el tema. “La llamada ‘Operación Goliat’ que, tras su nombre bíblico, no era otra cosa que una campaña para contrarrestar la campaña en medios de la petrolera Chevron, enfrascada en un pleito jurídico con pobladores de la Amazonia. ¿Cuánto gastó la Senain en esa campaña? 5 millones 857 mil 750 dólares”.

El procurador general, Íñigo Salvador, enfatizó en una entrevista en Teleamazonas que este tema lleva a la conclusión clara de que “por más publicidad, propaganda, por más campaña de comunicación que se haga en torno a un tema, las consideraciones que toma en cuenta un tribunal internacional son otras y esa plata utilizada en todas estas campañas termina siendo plata perdida”.

La ‘mano sucia’ de Correa contra Chevron le está pasando factura al país. El 30 de agosto de 2018, un tribunal de la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya dictó un laudo a favor de Chevron. Resolvió que la República del Ecuador violó sus obligaciones bajo tratados internacionales, acuerdos de inversión y el derecho internacional.

El tribunal concluyó unánimemente que la sentencia de $9.500 millones dictada en contra de Chevron en Lago Agrio, en 2011, fue obtenida a través de fraude, sobornos y corrupción y se fundamentó en reclamos que la República del Ecuador ya había transado años antes.

El tribunal de La Haya está analizando la cuantía de los daños por los cuales Ecuador debe indemnizar a Chevron en la siguiente y última fase del arbitraje.

Comunícate con El Oriente a través de WhatsApp

Conviértete en reportero. Envíanos tú material al 099 095 8731 (No recibimos llamadas)

Envianos tu Mensaje

VIDEOS | MENSAJES | FOTOS | NOTAS DE VOZ

Versión Impresa

Descarga Versión Impresa

Edición No.4 / Noviembre 2021

Ver Todas las Ediciones