Energía

Alerta en la Corporación Eléctrica del Ecuador por erosión del río Coca

04/05/2020 El Comercio

El embalse tiene una longitud de aproximadamente 60 metros y cuenta con una capacidad para almacenar 800 000 metros cúbicos de agua.

El embalse de CCS tiene una capacidad de almacenaje de 800 000 metros cúbicos. Foto: Archivo EL COMERCIO

El embalse de CCS tiene una capacidad de almacenaje de 800 000 metros cúbicos. Foto: Archivo EL COMERCIO

El proceso de erosión que se registra en el río Coca y que ha provocado, en dos meses, la desaparición de la cascada San Rafael y afectaciones en parte de la infraestructura petrolera, pone en alerta al sector eléctrico, que tiene una central estratégica en este trayecto.

La obra de captación (embalse) de la Central Hidroeléctrica Coca-Codo Sinclair (CCS), ubicada en El Salado, en la provincia del Napo, toma el agua del río Coca para derivarla hacia la casa de máquinas de esta planta y generar energía.

El embalse tiene una longitud de aproximadamente 60 metros y cuenta con una capacidad para almacenar 800 000 metros cúbicos de agua.

Para conocer los posibles impactos de este fenómeno natural, conocido con el nombre de erosión regresiva, la Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec) realiza estudios técnicos en esta obra.

En esta investigación, que se realiza in situ, participan ocho técnicos de la Celec y del ex Instituto Ecuatoriano de Electrificación (Inecel), que estaba a cargo del sector eléctrico. Ellos monitorean el avance de la erosión utilizando drones.

También revisan toda la información contractual y verifican ofertas para levantamientos topográficos, obras de mitigación, investigación de costos de obras civiles y otros, informó la Celec. Pero no precisó el costo ni el plazo para la ejecución de estos trabajos.

Cuando se cuente con los resultados se podrá establecer el tiempo posible en que este fenómeno afectará a las obras de captación de Coca-Codo Sinclair. También se plantearán, en caso de que sean necesarias, obras de mitigación.

Un grupo de geólogos, hidrólogos, geomorfólogos, hidráulicos fluviales y ecólogos se ha organizado también para analizar este fenómeno. Este equipo de profesionales son parte de la Escuela Politécnica Nacional (EPN), de la Universidad Central del Ecuador, de la Universidad San Francisco de Quito y de la Universidad de Lovaina, en Bélgica, explicó Carolina Bernal, docente de la EPN y PhD en Geomorfología e Hidrosedimentología. La catedrática estudia el comportamiento de la cuenca del río Coca desde el 2006.

Leer más aquí

Fuente Original

Comunícate con El Oriente a través de WhatsApp

Conviértete en reportero. Envíanos tú material al 099 095 8731 (No recibimos llamadas)

Envianos tu Mensaje

VIDEOS | MENSAJES | FOTOS | NOTAS DE VOZ