Seguridad y Fronteras

Crece la preocupación por el accionar de habitantes amazónicos que quieren su vía

17/01/2019 El Mercurio

Trabajos siguen en la zona alta de Gualaceo, para adecuar un paso lateral ante la situación crítica de Ingamullo.

Foto: El Mercurio

Foto: El Mercurio

La vía Gualaceo-Plan de Milagro-Limón Indanza, de 70.7 kilómetros de longitud, que une a las provincias de Azuay y Morona Santiago, convirtiéndose en el nexo más corto entre las dos jurisdicciones a través de sus cantones Gualaceo y Limón Indanza, empezó a ser reconstruida por el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), hace 8 años, y hasta la fecha la obra no termina.

Uno de los problemas son los puntos críticos existentes, entre ellos los de Ingamullo 1 e Ingamullo 2, en el segundo se mantiene cerrado el paso desde el 20 de noviembre de 2018, por deslizamientos.

Está realidad, ha llevado a la desesperación a los habitantes amazónicos de los cantones Limón Indanza y San Juan Bosco, quienes desde el viernes pasado se han tomado la parte alta de Gualaceo y Chordeleg, y están abriendo un paso lateral para evitar cruzar por Ingamullo.

Leer más aquí

Fuente Original