Energía

Medio Ambiente

Ciencia y Tecnología

¿Cuál es el rol de la hidroquímica aplicada a la industria minera en el Ecuador?

25/01/2023 IIGE - Paola Hermosa, Analista Técnico IIGE

En el Ecuador la actividad minera necesita mantener una gestión adecuada del recurso agua, así como un monitoreo permanente desde el inicio de sus actividades

En el Ecuador la actividad minera necesita mantener una gestión adecuada del recurso agua, así como un monitoreo permanente desde el inicio de sus actividades / Foto: IIGE

En el Ecuador la actividad minera necesita mantener una gestión adecuada del recurso agua, así como un monitoreo permanente desde el inicio de sus actividades / Foto: IIGE

La industria minera desarrolla distintas actividades como explotación, extracción, beneficio, fundición y refinación, durante las cuales se generan como desechos: escombros de roca de mina, drenaje de mina y relaves, que al no tener un adecuado manejo, pueden entrar en contacto con los cuerpos hídricos superficiales y subterráneos; y, por procesos hidrogeoquímicos, formar complejos biodisponibles afectando los ecosistemas acuáticos. Por esta razón, se requiere mantener un monitoreo permanente del agua durante todo el tiempo en el que se desarrolle la actividad minera, con el objetivo principal de prevenir, controlar y mitigar la contaminación que puede producirse a los recursos hídricos.

En este contexto, en Ecuador la actividad minera, como parte del control ambiental, necesita mantener una gestión adecuada del recurso agua, así como un monitoreo permanente desde el inicio de sus actividades con el fin de evitar su contaminación, como lo establece el Reglamento Ambiental de Actividades Mineras, expedido por el Ministerio de Ambiente, Agua y Transición Ecológica.

El estudio del agua permite generar información relacionada a las variaciones en las características físico-químicas de los ecosistemas acuáticos, que pueden ser de origen natural o antrópico, ubicación de áreas de recarga, presencia de infiltraciones, velocidad y dirección del flujo, tiempos de residencia y conexiones entre acuíferos; la cual se utilizará como punto de partida para determinar los procesos de uso, alteración de parámetros físico-químicos protección o tratamiento.

En las primeras etapas de la actividad minera, en la que comprende la prospección y exploración, se requiere realizar una evaluación inicial para determinar el tipo de agua que posee la zona, con el fin de identificar posibles anomalías naturales existentes. Una vez que empiecen las fases de explotación y beneficio, se debe mantener el seguimiento periódico, para identificar alteraciones en la calidad del agua debido a filtraciones desde infraestructuras como depósitos de relaves, embalses, etc.; y cuando las actividades hayan terminado y se ha procedido con el cierre de mina, es de vital importancia mantener el monitoreo hidroquímico posterior al cierre de operaciones para asegurar que los depósitos no se conviertan en pasivos ambientales mineros.

Te invitamos a leer el artículo completo en el siguiente enlace: https://bit.ly/3J2xAma

Compartir

Comunícate con El Oriente a través de WhatsApp

Conviértete en reportero. Envíanos tú material al 099 985 9453 (No recibimos llamadas)

Envianos tu Mensaje

VIDEOS | MENSAJES | FOTOS | NOTAS DE VOZ

Versión Impresa

Descarga Versión Impresa

Edición No.18 / Enero 2023

Ver Todas las Ediciones