Medio Ambiente

Delfines de río, la otra cara del Putumayo

10/04/2017 El Tiempo - Laura Betancur Alarcón

Expedición científica, liderada por las ONG Omacha y WWF, recorrerá en los próximos 10 días el río.

Delfín rosado, amenazado por la minería ilegal. Foto: El Tiempo

Delfín rosado, amenazado por la minería ilegal. Foto: El Tiempo

A dos horas de la tragedia por el desbordamiento de tres ríos en Mocoa, Putumayo, en Puerto Asís, embarcarse por las aguas de este departamento tiene un significado completamente diferente. No hay miedo y sí mucha expectativa. 

Lejos del dolor que causó la avenida torrencial, un equipo de expedicionarios se alista para recorrer el río Putumayo, para conocer y luego relatar la faceta biodiversa de este departamento, hoy afligido por la falta de conservación de su riqueza natural. Van tras las huellas de dos animales a los que se da nombres distintos a lado y lado del río: bufeo, tonina, tucuxi o delfín.

Son rosados o grises. Corpulentos o ágiles. Saltarines o nadadores entre árboles. Las dos especies de delfines viven en el río y son los dos grandes predadores de las aguas de la cuenca amazónica. Los investigadores se preparan para saber cuántos y en dónde habitan en el río Putumayo, que se despliega entre Colombia, Brasil, Perú y Ecuador, y que del lado colombiano no fue del todo investigado por las limitantes del histórico conflicto armado.
(Además: Bosques y peces, los más afectados por delitos ambientales en Putumayo)

“Estas expediciones se convirtieron en una oportunidad de conocer cómo están los ríos. Investigar al delfín ha sido una doble vía para entender qué pasa con la deforestación, la concentración de mercurio, las hidroeléctricas, la sobrepesca. Los delfines nos permiten monitorear eso. Son los embajadores de la cuenca”, comenta Fernando Trujillo durante el primer zarpe en Puerto Asís, Putumayo, en la primera semana de abril. 

Además de este experto en delfines de río en la región y director de la Fundación Omacha, van biólogos de los otros cuatro países de la zona. Su meta es alcanzar los 2.000 kilómetros entre esa población de Putumayo y unos poblados en Brasil, cuando el río pasa a llamarse Iça. Sus ojos están fijos en las aguas para identificar dos de las siete especies de delfines de río que habitan el mundo, y que nadan desde los 240 metros de altitud hasta los 60, bajando por las aguas cafés del afluente. Se trata de Sotalia fluviatilis e Inia geoffrensis, o como son más conocidos: el delfín gris y el rosado, respectivamente.

En la embarcación Anaconda, un barco de tres pisos aportado por Corpoamazonia, recorrerán este río que nace en el macizo de los Andes y alcanza la selva amazónica brasileña. Es la primera gran expedición por el Putumayo, pero la número 26 que desde hace 11 años ha hecho la Fundación Omacha y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), con aliados, por la cuenca amazónica.

Leer más aquí

Fuente Original

Comunícate con El Oriente a través de WhatsApp

Conviértete en reportero. Envíanos tú material al 099 095 8731 (No recibimos llamadas)

Envianos tu Mensaje

VIDEOS | MENSAJES | FOTOS | NOTAS DE VOZ