Energía

El ataque al sector petrolero fue un operativo quirúrgico

22/10/2019 4Pelagatos - Martín Pallares

Según el Ministerio de Energía, únicamente en la reparación de los pozos, cuyas bombas succionadoras fueron apagadas, se tendrá que invertir 48,37 millones de dólares.

Foto: 4Pelagatos

Foto: 4Pelagatos

Entre el 2 y el 12 de octubre el corazón del sector petrolero ecuatoriano fue objeto de un ataque sistemático, perfectamente planificado y quirúrgicamente ejecutado. Por las particularidades de los atentados y por sus resultados, la única explicación es que fue hecho con la intención de asfixiar la economía del país.

El operativo siguió un libreto cuidadosamente elaborado que consiguió paralizar la producción, el transporte y la exportación del crudo, principal fuente de ingresos del Estado ecuatoriano. Las cifras, de lo que se sabe hasta ahora, son preocupantes: según el Ministerio de Energía, únicamente en la reparación de los pozos, cuyas bombas succionadoras fueron apagadas, se tendrá que invertir 48,37 millones de dólares. El Ministerio estima que 101 pozos fueron afectados con el paro y que, de ese monto, 10,11 millones de dólares es para repuestos y 3 millones para remediación ambiental. A los 47,37 millones hay que sumar 116 millones de dólares por el crudo que no se pudo exportar esos días, contando la producción estatal y privada, según datos del mismo Ministerio. La Universidad de las Américas, UDLA, hizo un cálculo muy parecido: 117 millones de dólares perdió el país por no exportar crudo durante esos días.

Sin embargo, los daños en los pozos del Estado no son los únicos: los campos privados sufrieron exactamente el mismo tipo de daño y fuentes de esas empresas dicen que el monto que tendrán invertir es algo similar a lo que el Ministerio de Energía ha dicho que invertirá en los pozos estatales. Según esas fuentes, el costo será de 50 millones de dólares. El sector estatal y el privado habrían perdido así 214 millones de dólares. Hay más: fuentes petroleras dijeron a 4P que hay gastos adicionales que aún no han sido cuantificados en seguridad, en contrataciones de personas, reacondicionamiento de pozos (que están siendo sobreestimulados para volver a los niveles normales de exploración), seguros e inversiones en las centrales de operación. Los 214 millones de dólares podrían llegar a sumar 500 millones de dólares.

Leer más aquí

Fuente Original

Comunícate con El Oriente a través de WhatsApp

Conviértete en reportero. Envíanos tú material al 099 095 8731 (No recibimos llamadas)

Envianos tu Mensaje

VIDEOS | MENSAJES | FOTOS | NOTAS DE VOZ