Coronavirus Ecuador

El cantón de Palora activa su comercio con el semáforo amarillo

13/05/2020 El Comercio

Con el paso al semáforo amarillo, casi todas las tiendas y negocios de Palora abrieron sus puertas. Las entidades financieras extendieron la atención al público hasta las 17:00.

Los productores de Pitahaya de Palora trabajan desde abril pasado con estrictos protocolos de seguridad. Foto: Cortesía Municipio de Palora

Los productores de Pitahaya de Palora trabajan desde abril pasado con estrictos protocolos de seguridad. Foto: Cortesía Municipio de Palora

Con el paso al semáforo amarillo, casi todas las tiendas y negocios de Palora abrieron sus puertas. Las entidades financieras extendieron la atención al público hasta las 17:00.

La gente se aglomera en las puertas de los negocios para comprar, algunos no se cubren con la mascarilla y tampoco respetan la distancia.

De esa manera, esta pequeña ciudad de Morona Santiago lleva su convivencia con el semáforo amarillo, que rige desde el lunes 11 de mayo del 2020, en esta etapa de la ‘nueva normalidad’ o de distanciamiento social.

Palora y su cantón vecino Santiago de Méndez, y Daule, en Guayas, son los únicos que cambiaron de color, para abrir las actividades económicas.

Este cantón de 8 000 habitantes está ubicado a 80 kilómetros de Macas, en el límite con Puyo. El 90% de la población depende de la agricultura, principalmente del cultivo de la pitahaya, y el restante, del comercio o empleo público.

Hasta el martes 12 de mayo del 2020, Morona Santiago tenía 49 casos positivos de covid-19, de los cuales 17 están en Palora. El fin de semana se conoció de 10 casos sospechosos, entre ellos funcionarios municipales y sanitarios del único centro de salud del cantón.

Este cantón amazónico no tiene infraestructura hospitalaria, pero allí está el mayor número de contagiados de la provincia; y hay poca disciplina en el distanciamiento social.

Karla Robalino, habitante de Palora, dice que la gente no colabora y eso es un riesgo porque hay personas asintomáticas, que podrían contagiar a otros y propagar el virus.

En las instituciones públicas –que deben laborar con un aforo de hasta el 50%- se aplican mejor estas medidas.

En la ciudad hay mayor circulación. Palora no tiene servicio urbano y el interparroquial aún no opera porque faltan los protocolos de seguridad. La mayoría se transporta en moto a las fincas y zonas rurales.

Leer más aquí

Fuente Original

Comunícate con El Oriente a través de WhatsApp

Conviértete en reportero. Envíanos tú material al 099 095 8731 (No recibimos llamadas)

Envianos tu Mensaje

VIDEOS | MENSAJES | FOTOS | NOTAS DE VOZ