Pueblos Indígenas

La comunidad indígena de Wayuri, en Pastaza, trabaja en turismo vivencial

25/11/2019 El Comercio

Olga Mocoshigua también confecciona artefactos de barro y vende a los turistas. Foto: Glenda Giacometti

Olga Mocoshigua también confecciona artefactos de barro y vende a los turistas. Foto: Glenda Giacometti

Un colorido paisaje y el trinar de las aves dan tranquilidad al visitante que ingresa a la comunidad indígena de Wayuri, en la zona rural de Pastaza.

Allí, en medio de la selva, un grupo de comuneros kichwas se organiza para ofertar gastronomía ancestral, caminatas y la oportunidad de compartir algunas costumbres de esta etnia. Invitan a los visitantes a fabricar cerbatanas y coloridas artesanías con semillas.

Este pequeño asentamiento kichwa está integrado por siete familias quienes trabajan desde hace dos años en turismo comunitario. Esta actividad es prácticamente el principal sustento de 40 habitantes de este pueblo asentado en el kilómetro 16 de la vía a Macas.

Para llegar al sitio hay que entrar por un camino de segundo orden desde la carretera y avanzar durante 10 minutos. El trayecto implica cruzar un puente sobre el río Puyo.

José Vargas es uno de los tres guías nativos del asentamiento. Él lideró una visita que hizo un grupo de visitantes que llegó de Ambato acompañado del guía naturista Patricio Garcés, operador turístico de Native Jungle de Puyo. Esta operadora oferta esos recorridos.

Leer más aquí

Fuente Original

Comunícate con El Oriente a través de WhatsApp

Conviértete en reportero. Envíanos tú material al 099 095 8731 (No recibimos llamadas)

Envianos tu Mensaje

VIDEOS | MENSAJES | FOTOS | NOTAS DE VOZ