Politica y Economía

Actualidad

La conflictiva decisión de seguir produciendo palma aceitera

08/07/2019 El Universo

En el Oriente, el Estado adjudicó 20.000 km² para promover el desarrollo de un cultivo que genere trabajo en la zona que se estaba colonizando.

Foto: El Universo

Foto: El Universo

La producción del aceite de palma afecta de forma directa a la biodiversidad mundial, incluyendo 193 especies consideradas como amenazadas, según un informe de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) publicado en 2018.

El impacto al medioambiente se concentra principalmente en los países asiáticos de Malasia e Indonesia, donde animales como los orangutanes están en peligro por la deforestación de sus hábitats. Y estos impactos podrían extenderse por los trópicos de África y América, anota el estudio.

En 2016, en todo el mundo se utilizaron 18,7 millones de hectáreas (ha) de tierra para producir aceite de palma de forma industrial, y en Ecuador, solo en 2014, se plantaron 24.503 ha.

Sin embargo, el mismo informe asegura que parar la producción de ese aceite u obligar a los consumidores a optar por otras alternativas crearía mayores problemas ambientales.

“La mitad de la población mundial utiliza aceite de palma en su comida, y si lo prohibimos o boicoteamos, lo más posible es que sea remplazado por otros aceites vegetales que requieren más tierra (como canola, maíz, soja o girasol). El aceite de palma está aquí para quedarse, así que necesitamos urgentemente acciones coordinadas para hacer más sostenible su producción”, dijo la representante de UICN, Inger Andersen, al presentar el estudio.

Leer más aquí

Fuente Original