Deportes

La pasión de Carapaz por el ciclismo surgió de la chatarra

30/05/2019 El Telégrafo

La primera bicicleta que utilizó Richard Carapaz la encontró entre fierros retorcidos. Un coleccionista quiso comprársela, pero se negó.

La vieja bicicleta modelo BMX está guardada en la casa de los padres de Richard Carapaz, en El Playón de San Francisco, en la provincia de Carchi. Foto: El Telégrafo

La vieja bicicleta modelo BMX está guardada en la casa de los padres de Richard Carapaz, en El Playón de San Francisco, en la provincia de Carchi. Foto: El Telégrafo

La apetecida maglia rosa Tulcán se paraliza para ver cada etapa del Giro La primera bicicleta en la que el ecuatoriano Richard Carapaz inició su sueño la encontró entre metales retorcidos. Lejos estaba de imaginar en aquella época, que se convertiría en ciclista profesional y que algún día iba a liderar el mítico Giro de Italia.

En el cuarto de su casa, donde forjó sus sueños dentro del ciclismo, junto a medallas y trofeos, el deportista carchense guarda su tesoro más preciado: la primera bicicleta con la que se abrió, a base de puro pedal, camino en el mundo del deporte.

Un día de agosto de 2003, en los que la “Locomotora” estaba dedicado a las labores agrarias, como ordeñar vacas o cuidar del ganado, su papá Antonio Carapaz llegó con un cargamento de chatarra que traía de la ciudad de Lago Agrio (provincia de Sucumbíos) a la casa, ubicada en la parroquia El Playón de San Francisco (provincia del Carchi).

En ese momento junto con sus hermanas, Marcela y Cristina, Richard fue a ver qué encontraba entre los metales retorcidos. De repente los ojos se le iluminaron al ver una bicicleta modelo BMX, oxidada, sin asiento y con las ruedas desinfladas.

Leer más aquí

Fuente Original