Cultura y Turismo

Laura Esquivel presentó su libro "Lo que yo vi"

28/10/2022 EFE

La escritora mexicana Laura Esquivel, afirmó que "el único y verdadero valor" es el amor y defendió la nostalgia como "un resorte" para reconectar con la utopía

La escritora mexicana Laura Esquivel, afirmó que "el único y verdadero valor" es el amor y defendió la nostalgia como "un resorte" para reconectar con la utopía / Foto: EFE

La escritora mexicana Laura Esquivel, afirmó que "el único y verdadero valor" es el amor y defendió la nostalgia como "un resorte" para reconectar con la utopía / Foto: EFE

La escritora mexicana Laura Esquivel, autora del éxito mundial "Como agua para chocolate", afirmó este viernes al presentar su primer libro de memorias que "el único y verdadero valor" es el amor y defendió la nostalgia como "un resorte" para reconectar con la utopía.

Esquivel, actual embajadora de México en Brasil, presentó su libro "Lo que yo vi" en una rueda de prensa virtual con periodistas de España, América Latina y Estados Unidos desde su residencia en Brasilia.

"Recordar es volver al corazón", dijo sobre el ejercicio que debió hacer en esta obra.

Esquivel precisó que no son solo sus memorias, sino de "toda una comunidad que soñó, que vivió, que trabajó, que con la mejor intención participó en el sostenimiento y creación de un mundo" que quizás hubiera sido mejor, si se hubiera escogido un modelo que defendiera el planeta y las redes sociales, no las actuales sino las de siempre.

De lo que vio a lo que aprendió

La escritora, guionista cinematográfica y exdiputada de 72 años, anunció que, después de esta obra sobre lo que vio, le gustaría escribir sobre lo que aprendió y entre sus maestros mencionó a su madre, una "mujer muy sabia que no fue a la universidad" y enseñó a sus hijos que "el dinero no es un valor".

"Lo que yo vi" surgió de una iniciativa de mecenazgo en la que Esquivel, como otros muchos artistas, participó durante la pandemia de la covid-19 porque todos sus proyectos personales se detuvieron, según contó en la rueda de prensa.

En aquel "momento histórico" (la pandemia) que, según dice, llevó a la gente a reflexionar muchísimo" Esquivel se comprometió con sus mecenas a subir cada mes a una plataforma un texto con un audio y un video en español, inglés y lenguaje de señas.

De aquel proyecto surgió un libro (Suma de Letras, Penguin Random House) dividido en 13 entregas que son como postales de la vida de Esquivel, acompañadas de fotografías y audios de su archivo.

En respuesta a una pregunta dijo que en general fue una "experiencia alegre" repasar su vida y discrepó con quien crea que el mundo que deja ver en el libro haya dejado de existir.

"Cuando tú vuelves al corazón y cuando conectas con eso, no estaría tan de acuerdo en que es un mundo que no existe, porque sigue existiendo en mí, seguía existiendo en mi memoria y cuando tú lo recuerdas le das vida nuevamente y creo que ahorita es el momento de revivir, reconectar y restablecer utopías", subrayó.

Lo bueno de la nostalgia

La nostalgia fue una nota dominante en la conversación.

"Lo maravilloso para mí de la nostalgia es que la utilicemos como estímulo, como resorte" para revivir "una comunidad donde se bailaba, donde se abrazaba, se consolaba", señaló.

Porque "no se trata de regresar al pasado por regresar al pasado, sino de adquirir una responsabilidad humana para apostar por un nuevo modelo que no es otro que la búsqueda del bien común. Eso fue lo que creó todas las grandes civilizaciones, ese sentir, esa búsqueda del bien común", aseveró.

Esquivel criticó muchos de los rasgos característicos de la sociedad actual, desde las empresas que elaboran productos con fecha de caducidad al "individualismo extremo" pasando por la falta de interconexión tangible y real con los otros.

Según dijo, le estamos apostando a "una vida artificial".

"Esa vida no se regenera ni da frutos, pero la otra sí y está más viva que nunca", subrayó.

Esquivel mencionó una creencia de la cosmovisión maya, "yo soy tu, tú eres yo", para hablar de la interconexión que hemos perdido entre los humanos.

"Hemos olvidado el poder que tenemos los seres humanos de que con el corazón, con la mente, con la palabra, con el pensamiento, podemos alcanzar a otro ser humano para brindarle lo mejor de nosotros, para darle la palabra que necesita escuchar, el abrazo que requiere, el alimento que lo sana", subrayó.

Como para corroborar la afirmación hecha al inicio de la rueda de prensa por el editor David García Escamilla de que "el gran hilo conductor de Laura es la música", la escritora hizo escuchar a los periodistas un tema de un disco de vinilo que compró en estos primeros meses en Brasilia y tiene grabado en su teléfono.

Fue grabado a fines de los años 60 o principios de los 70 del pasado siglo por Chico Buarque y Pablo Milanés en La Habana y es "una joya", manifestó Esquivel durante el "intervalo musical" de la rueda de prensa.

Compartir

Comunícate con El Oriente a través de WhatsApp

Conviértete en reportero. Envíanos tú material al 099 985 9453 (No recibimos llamadas)

Envianos tu Mensaje

VIDEOS | MENSAJES | FOTOS | NOTAS DE VOZ

Versión Impresa

Descarga Versión Impresa

Edición No.16 / Noviembre 2022

Ver Todas las Ediciones