Ciencia y Tecnología

¿Los meteoritos, son indicadores de la evolución del Sistema Solar?

29/08/2022 IIGE - Autor: Antonio Proaño; Asistente Técnico IIGE

El mejor camino para remontarse a la composición inicial del sistema solar es caracterizar un tipo de condrita que se asemeje lo mayor posible al Sol y específicamente a la Fotósfera Solar.

La formación de estos elementos no se daba siempre en estado puro, sino, bajo la forma de fases minerales específicas / Foto: IIGE

La formación de estos elementos no se daba siempre en estado puro, sino, bajo la forma de fases minerales específicas / Foto: IIGE

En las primeras etapas de la formación del sistema solar, hace aproximadamente 4 600 millones de años, el enfriamiento de una nebulosa estelar tuvo lugar, formando a su vez un disco de acreción, generando condensación de gas y con ello distintos elementos químicos se iban formando. La formación de estos elementos no se daba siempre en estado puro, sino, bajo la forma de fases minerales específicas: óxidos, silicatos y metales. Estas distintas fases minerales se iban uniendo, para generar objetos esféricos llamados cóndrulos, los cuales a su vez se aglomeraban para generar unas rocas llamadas condritas, que hoy en día, vienen a representar los objetos más primitivos del sistema solar. Por el contrario, durante la evolución del sistema solar, algunas fases de estas condritas se iban separando y la roca se iba diferenciando para dar lugar a las acondritas, rocas residuales. Tanto las condritas como las acondritas son comúnmente conocidas como meteoritos.

Al inicio del sistema solar se generaron condiciones oxidantes para poder formar las primeras condritas, es decir, las Condritas Carbonáceas, que tienen más contenido en volátiles y las más primitivas. Hacia el centro de la nebulosa había menos cantidad de volátiles y se generaban condiciones más reductoras, generando en su parte más interna las condritas a enstatita. En zonas intermedias a estos dos extremos se generarían las condritas ordinarias.

Con el paso del tiempo estas condiciones iniciales ambientales de óxido-reducción fueron cambiando, permitiendo posteriormente a los planetas internos desarrollar fases oxidadas, como las que se pueden observar hoy en día en la Tierra. Así, Nuestro planeta ha sido formado de material condrítico oxidado y reducido, que se ha ido diferenciando y generando sus principales capas: núcleo, manto, corteza y atmósfera; sin embargo, la composición total de la Tierra se aproxima a las Condritas Carbonáceas, por lo que se concluye que la mayor parte de la Tierra fue generada de este tipo de material.

Te invitamos a leer el artículo completo en el siguiente enlace: https://bit.ly/3claUzE 

Compartir

Comunícate con El Oriente a través de WhatsApp

Conviértete en reportero. Envíanos tú material al 099 985 9453 (No recibimos llamadas)

Envianos tu Mensaje

VIDEOS | MENSAJES | FOTOS | NOTAS DE VOZ

Versión Impresa

Descarga Versión Impresa

Edición No.14 / Septiembre 2022

Ver Todas las Ediciones