Compartir

Destacado Principal

Energía

Petroecuador, sin rumbo y sin futuro

23/05/2024 El Oriente - Redacción

Marcela Reinoso renunció a la gerencia de la empresa estatal

 Marcela Reinoso renunció a la gerencia de Petroecuador / Foto: cortesía Petroecuador  Marcela Reinoso renunció a la gerencia de Petroecuador / Foto: cortesía Petroecuador

Marcela Reinoso renunció a la gerencia de Petroecuador / Foto: cortesía Petroecuador

Quito- La principal empresa pública del país, Petroecuador, continúa sin rumbo, en medio de una serie de conflictos que le afectan desde hace años y han provocado una constante caída de la producción petrolera del país.

Concretar el objetivo de producir 550.000 barriles por día en 2025 a todas luces resulta imposible y seguirá tan solo como una meta escrita en los planes del gobierno de Daniel Noboa.

En momentos en que el país requiere aumentar su producción petrolera para financiar la guerra contra el narcotráfico y cubrir una serie de necesidades insatisfechas de la población, la reciente renuncia de Marcela Reinoso a la gerencia de Petroecuador volvió a poner el dedo en la llaga, sobre lo que pasa en la empresa estatal.

A la oposición de grupos radicales e indígenas a las actividades extractivas, incluida la hidrocarburífera, se une el elevado nivel de corrupción en la petrolera estatal, evidenciada en varios exfuncionarios presos o enfrentando procesos judiciales.

El exministro de Energía y Minas, René Ortiz, dijo a El Oriente que Petroecuador, además, “tiene sus propios conspiradores internos, unos son los de cuello blanco y están adentro y afuera, según sea la administración de la empresa, pero los negocios se hacen entre ellos, entre los que están adentro con los que están afuera”.

A todo lo anterior se une el papel de los líderes sindicales, “que conspiran contra toda idea de mejorar la empresa”.

Como si eso fuera poco, Petroecuador tiene abandonada la exploración, vital para incrementar reservas y aumentar la producción. La empresa estatal tampoco dispone de recursos y tecnología y alrededor del 90 % de los campos petroleros del país son viejos y requieren ingentes inversiones y tecnología de punta, que resulta inalcanzable.

Otra de las falencias de Petroecuador es el modelo de contratos establecido desde el gobierno de Rafael Correa, en los que las empresas privadas no participan de la producción, lo cual no incentiva a los inversionistas extranjeros.

Petroecuador se ha quedado sin avances tecnológicos, sin financiamiento, atrapado en una burocracia corrupta, víctima de conspiración sindical y sigue siendo el botín de los políticos. Petroecuador, como está, no tiene futuro”, señaló Ortiz.

Síguenos en Google News Únete al canal de WhatsApp
WhatsApp

Comunícate con El Oriente a través de WhatsApp

Conviértete en reportero. Envíanos tú material al 5939 8016 3921 (No recibimos llamadas)

Envianos tu Mensaje

VIDEOS | MENSAJES | FOTOS | NOTAS DE VOZ

Versión Impresa

Edicion Impresa
Descarga Versión Impresa

Edición No.35 / Junio 2024

Ver Todas las Ediciones