Ciencia y Tecnología

Power Line Communication. Una alternativa para masificar el Internet de banda ancha

29/09/2020 - David Paillacho. Ingeniero y Asistente Técnico del IIGE

Es por esto que ahora existe un sistema para ampliar la cobertura de internet de banda ancha, sin requerir de más infraestructura de telecomunicaciones, a través de la utilización de las líneas de transmisión eléctrica y sus redes ya existentes.

Power Line Communication. Una alternativa para masificar el Internet de banda ancha

Power Line Communication. Una alternativa para masificar el Internet de banda ancha

El conjunto descentralizado de redes de comunicación, comúnmente conocido como internet, ha adquirido cada vez mayor protagonismo en las sociedades contemporáneas; es tal su importancia, que su acceso ha sido declarado como derecho prioritario por la Organización de Naciones Unidas, por el potencial que tiene esta tecnología para aportar al progreso humano.

Esto motiva a garantizar una mayor cobertura de internet de alta velocidad, como un objetivo mundial, ya que es un servicio imprescindible para mejorar las condiciones de educación, desarrollo tecnológico, investigación e innovación. Sin embargo, su implementación a gran escala plantea varios desafíos, tanto económicos como logísticos, puesto que proveer a todo un país de este servicio requiere de una importante y costosa inversión.

Es por esto que ahora existe un sistema para ampliar la cobertura de internet de banda ancha, sin requerir de más infraestructura de telecomunicaciones, a través de la utilización de las líneas de transmisión eléctrica y sus redes ya existentes. Esta tecnología se conoce como Power Line Communication y consta de un emisor que modula los datos que se enviarán, los inyecta en un medio y los transfiere a un receptor que desmodula los datos para procesarlos. La principal diferencia con los sistemas tradicionales, es que el Power Line Communication no necesita cableado adicional, reutiliza el cableado existente de las líneas de transmisión eléctrica,  convirtiéndose en una excelente alternativa para países como Ecuador, que tienen una gran cobertura eléctrica, a través de su Sistema Nacional Interconectado; además, mediante esta tecnología, todos los dispositivos alimentados por esta línea pueden ser controlados o monitoreados.

Un sistema eléctrico de potencia, inicia su fase de generación en alto voltaje,  la siguiente fase es la transmisión y, la fase final es la de distribución, en la cual los valores de voltaje y potencia son bajos respecto a la transmisión. En el Ecuador, un sistema de potencia en su fase de transmisión se produce con  voltajes que van desde los 138kV hasta los 500kV, que se están implementando como extra alto voltaje, desde la construcción de la central hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, que realiza la transmisión de energía eléctrica con valores elevados de voltaje y exige tener conductores de gran calibre para soportar la elevada corriente que circula por los mismos.

Gracias a estas características del Sistema Nacional Interconectado de Ecuador, ya se está implementando el Power Line Communication en nuestro país.  La red de fibra óptica instalada en los cables de guarda  es de propiedad de la Corporación Eléctrica del Ecuador CELEC EP, y se empleará para masificar el uso de internet y las telecomunicaciones en un plazo de 20 años a partir de 2019. La red de fibra óptica usa un Cable OPGW, el cual  de acuerdo a su fabricación cumple con dos funciones, las cuales son: Cable de puesta a tierra, protegiendo las líneas eléctricas de descargas atmosféricas y  Cable de comunicaciones de alta velocidad y gran ancho de banda, recorriendo grandes distancias, de tal manera que  permite acceder a  servicios de telecomunicaciones a las zonas aledañas en donde se encuentran ubicadas las subestaciones eléctricas, que conforman el Sistema Nacional Interconectado de Transmisión, que es una red compuesta por líneas de transmisión y subestaciones eléctricas a las cuales se conectan las centrales de generación de energía eléctrica, las empresas de distribución y los grandes consumidores. El 95% de las líneas de transmisión del Sistema Nacional Interconectado tienen instalado cable de fibra óptica, lo que permite la provisión de servicios de telecomunicaciones como: datos y monitoreo en tiempo real, telefonía, servicios web, entre otros. De esta forma se asegura una alta disponibilidad y confiabilidad en la operación de las instalaciones en este sector.

La implementación y uso masificado de esta tecnología permitirá una mayor cobertura de internet en el país, lo que a su vez se revertirá en un acceso generalizado a la información, conocimiento y cultura; condiciones básicas para garantizar un futuro sostenible y el desarrollo tanto económico como social. Más aún, en un contexto que exige una mayor participación de las tecnologías y la mediatización de la vida, algo que se radicalizó a partir de la crisis sanitaria ocurrida por la pandemia de COVID 19 y las condiciones que este contexto generó para toda la población y en todos los ámbitos.

Comunícate con El Oriente a través de WhatsApp

Conviértete en reportero. Envíanos tú material al 099 095 8731 (No recibimos llamadas)

Envianos tu Mensaje

VIDEOS | MENSAJES | FOTOS | NOTAS DE VOZ