Politica y Economía

Preguntas y Respuestas: Estrategias aplicadas en el Ecuador, el mayor exportador de banano en el mundo, para defenderse de un devastador hongo

26/07/2019 Science Magazine - Sabine Galvis

Para el Ecuador, el país vecino y el mayor exportador de banano en el mundo, el prevenir la entrada de este hongo se ha convertido en “mi prioridad No. 1” según afirmaciones del ministro de Agricultura y Ganadería

Foto: Science Magazine

Foto: Science Magazine

A inicios del mes, los cultivadores de banano en América Latina, recibieron noticias muy preocupantes. Funcionarios colombianos informaron que cuatro plantaciones habían sido puestas en cuarentena luego de la posible aparición de un hongo que afecta los cultivos y que ya ha causado pérdidas devastadoras en Asia. La Fusiarosis del banano Foc R4T mata las plantas al obstruir su sistema vascular.

Su descubrimiento, que aún no ha sido confirmado, ha puesto a los países de la región en alerta máxima. Por ejemplo, para el Ecuador, el país vecino y el mayor exportador de banano en el mundo, el prevenir la entrada de este hongo se ha convertido en “mi prioridad No. 1” según afirmaciones del ministro de Agricultura y Ganadería, Xavier Lazo Guerrero en Quito.

ScienceInsider habló recientemente con Lazo sobre las acciones que se están tomando en el Ecuador para responder ante la potencial amenaza a uno de sus cultivos más importantes.  La entrevista ha sido editada con fines de claridad y concisión.

P: ¿Cuánto le preocupa la situación?

R: Estoy calmado pero muy atareado. Es una amenaza a nuestra economía; tenemos más de 16 mil productores de banano, plátano y otras de sus variedades. A diferencia de otros países en América Latina, tenemos muchos productores a pequeña escala que mantienen a sus familias. El sector en su conjunto emplea a más de 2.5 millones de personas, lo que representa el 17% del empleo poblacional, equivalente a más de tres mil millones de dólares.

P: ¿Qué acciones está tomando el Ecuador?

A: Desde hace algunos años, hemos tenido un plan de contingencia. La primera etapa se concentra en la defensa sanitaria de posibles puntos de entrada. En este caso, dado que el peligro se ubica en el norte, la prioridad es controlar la frontera norte en pasos fronterizos tanto de vehículos como de personas. También enfrentamos un problema mayor con los flujos migratorios que vienen desde Venezuela y pasan por Colombia en su camino hacia el sur. Por lo tanto, éstas acciones no solo se limitan a nuestro país, sino que deben ser tomadas a nivel regional.

Además, hemos establecido protocolos de bioseguridad que son parte de un plan mayor para anticiparnos a la probable llegada de este hongo. Tenemos alrededor de 1000 técnicos expertos desplegados en zonas de cultivo de banano; estamos distribuyendo información sobre cómo prevenirlo y diagnosticarlo y sobre qué hacer en caso de se evidencien síntomas de la aparición de la plaga.

Tenemos muchos productores que están siendo capacitados. Si en última instancia los productores no asumen la responsabilidad directa sobre la aplicación de protocolos de bioseguridad en cada una de sus plantaciones, será muy difícil tener éxito en su control y final contención. A través de la cadena de producción, hemos extendido pedidos de ayuda a fumigadores, distribuidores de plástico, e inspectores de control de calidad.

Tanto el departamento de Policía, controles fronterizos, aduana e inmigración, ejército y el instituto de defensa están involucrados en el proceso. Hemos fortalecido nuestros laboratorios nacionales con equipos que nos permitan dar una rápida respuesta a través de análisis de ADN y secuenciación genómica.

P: El 12 de julio el gobierno anunció que destinaría 18 millones de dólares para financiar estos esfuerzos.  ¿Estos son nuevos fondos?

R: En esencia son fondos que servirán para reforzar la partida presupuestaria de sanitación, justamente para activar este plan de contingencia. Ayudarán además a cubrir costos de entrenamiento, mejorar la comunicación y mantener nuestras defensas sanitarias en nuestras fronteras, puertos y aeropuertos, además de reforzar nuestras habilidades analíticas. Para esta etapa, tenemos todo presupuestado hasta fines de 2020.  Si nos vemos obligados a tomar acciones para reprimir la plaga, esto ameritaría la posibilidad de fortalecer aún más nuestros recursos.

P: ¿Hay algo más que deberíamos saber?

R: La posición del Ecuador, tanto del sector público como del privado, es hacer un llamado a unirnos en toda la región. Además apelamos a cada productor a tomar acciones individuales para defender su patrimonio y sus cultivos. Es un llamado para acelerar la respuesta de los académicos expertos en el tema.  Considero que el esfuerzo unificado de todos es absolutamente necesario. En este momento, un hongo microscópico podría juntarnos a todos; es muy importante reconocer que finalmente la biología y la microbiología son fuerzas tan poderosas que lograrán unirnos con un propósito común.

Esta es una traducción no oficial realizada por Chevron. El artículo original en inglés puede ser visto aquí

Fuente Original