Energía

Una fusión con pendientes

29/07/2019 Expreso - Javier Montenegro

La unión de las petroleras estatales tiene reparos. Hay facturas por pagar heredadas.

Foto: Expreso

Foto: Expreso

El trabajo puede ser aún más complejo de lo que se advirtió inicialmente. La anunciada fusión entre Petroecuador y Petroamazonas se estimaba para unos dos años pero, para llegar a esa meta, se tendrán que cumplir con compromisos no planificados y que se arrastran desde 2011. Hay deudas de fusiones anteriores que suman unos 60 millones de dólares. Obligaciones que no pueden llegar a la nueva súperempresa petrolera.

Petroamazonas fue creada en 2007 y, en sus primeros años, absorbió empleados y operaciones de Petroecuador (con su filial Petroproducción) y de otras empresas privadas. En ese proceso ganó personal, con diferentes salarios y cargas laborales. También sumó facturas por pagar.

Actualmente, la administración de la estatal lidia con proveedores de las empresas fusionadas que exigen pagos por servicios que Petroamazonas no recibió. El cálculo de los reclamos oscila entre los 50 millones de dólares y los 60 millones de dólares.

Álex Galárraga, gerente general de la empresa, asegura que cada caso debe estudiarse con cuidado antes de aceptar el reclamo y proceder con el pago. Ante la cantidad, Petroamazonas diseñó un sistema para la atención.

Cada reclamo se analiza en una comisión especializada. Si el proveedor privado tiene la razón se habilita el pago. Claro que, el trámite es más complejo desde ese punto.

Al tratarse de recursos públicos que se entregan por operaciones antiguas y que no fueron corregidas a tiempo, el proveedor debe presentar documentos notariados y certificados.

Leer más aquí

Fuente Original

Comunícate con El Oriente a través de WhatsApp

Conviértete en reportero. Envíanos tú material al 099 095 8731 (No recibimos llamadas)

Envianos tu Mensaje

VIDEOS | MENSAJES | FOTOS | NOTAS DE VOZ