Medio Ambiente

Una hidroeléctrica preocupa a los habitantes del río Piatúa

16/07/2019 Plan V - Susana Morán

Los habitantes del cantón Santa Clara se sienten afectados por la construcción de una hidroeléctrica en una de las zonas más biodiversas del Ecuador. Ellos pusieron una acción de protección que perdieron en primera instancia. El conflicto ha generado demandas, denuncias y paros. Expertos hablan de graves afectaciones al ambiente. La empresa lo niega y asegura haber cumplido con los trámites de ley.

Foto: Plan V

Foto: Plan V

En a Amazonía ecuatoriana hay un conflicto por una hidroeléctrica que ha dejado hasta el momento un paro, demandas contra el Estado y la empresa constructora y una denuncia por daño moral contra un activista por 60 millones de dólares. La compañía de Generación Eléctrica San Francisco (Genefran) es la dueña del proyecto y los pobladores que se sienten afectados pertenecen a la nacionalidad kichwa o son colonos que viven en el cantón Santa Clara de Pastaza. El escenario es el río Piatúa, límite entre esa provincia y el Napo, ubicado en medio de un frágil ecosistema. La empresa afirma que ha cumplido con todos los requisitos de ley para instalar la hidroeléctrica. Los habitantes, sin embargo, creen que el Estado ha permitido el proyecto saltándose mandatos básicos como la consulta previa y además temen que la intervención de esa zona cause un daño sin precedentes.

El río Piatúa, en medio de un hot-spot 

Se llaman hot-spot a los lugares donde hay una especial concentración de biodiversidad y que deben ser cuidados por los estados. En el Ecuador, según expertos, hay tres zonas con esas características: las islas Galápagos, el Yasuní y el corredor Ecológico Llanganates–Sangay. A este último pertenece el río Piatúa, que se ubica en una subcuenca de la cuenca del río Anzu, considerada como una de las regiones más biodiversas y endémicas del país, según el biólogo Patricio Mesa. Es un lugar con riesgos por la ampliación de la frontera agrícola y de los proyectos extractivistas. Es una zona que ha sido intervenida históricamente desde la llegada de los primeros colonos hace 100 años, cuando se instalaron en haciendas y fincas en la zona alta del río Anzu.

Leer más aquí

Fuente Original