Medio Ambiente

Volcán en América del Sur muestra signos tempranos de ‘potencial colapso’

20/02/2020 Science Daily

Nuevos estudios han mostrado que uno de los volcanes más prominentes de América del Sur está dando señales de alerta temprana de un potencial colapso.

Foto: Science Daily

Foto: Science Daily

El volcán Tungurahua en el Ecuador – conocido en el país como "El gigante negro”, está mostrando las características propias de inestabilidad de sus laderas, lo que podría terminar en un deslizamiento descomunal.

Nuevos estudios, encabezados por el Dr. James Hickey del Camborne School of Mines, apuntan a que la reciente actividad del volcán ha generado una significativa y acelerada deformación de su ladera occidental.

Los investigadores consideran que la fuerza que impulsa tal deformación podría incrementar el riesgo de un colapso de su ladera, lo que causaría un daño extendido en áreas contiguas.

El estudio recomienda un monitoreo constante para poder estar atentos a señales tempranas más intensas de un potencial colapso.

Dicha investigación ha sido publicada en la revista técnica Earth & Planetary Science Letters.

El Dr. Hickey, quien trabaja en el Penryn Campus de la Universidad de Exeter en Cornwall, sostuvo: “Al utilizar datos satelitales, hemos podido observar una rápida deformación de la ladera occidental del Tungurahua; nuestras investigaciones nos dan a entender que tal deformación ha sido causada por desfases entre la producción y el desfogue de magma”.

El volcán Tungurahua tiene un amplio historial de hundimiento de sus laderas, además de que ha estado en actividad constante a partir de 1999. La actividad que presentó en  1999 demandó la evacuación de 25 mil personas de las comunidades aledañas.

Una anterior erupción del Tungurahua, hace más o menos 3 mil años, causó el colapso  parcial de la ladera occidental de su cono volcánico.

Tal colapso produjo una avalancha masiva de rocas, tierra, nieve y agua que cubrieron 80 kilómetros cuadrados, equivalentes a más de 11 mil canchas de fútbol.

Desde entonces, el volcán se ha ido reconstruyendo de manera constante a lo largo del tiempo, alcanzando como punto máximo un cono empinado con lados escarpados de más de 5 mil metros de altura.

Sin embargo, la nueva ladera occidental que está situada sobre el sitio del colapso ocurrido hace más de 3 mil años, ha mostrado señales repetidas de una rápida deformación, mientras que las otras laderas se mantienen estables.

Nuevos estudios han mostrado que tal deformación puede deberse a una acumulación temporal y poco profunda de magma por debajo de su ladera occidental.  Si tal acumulación persistiera, el creciente volumen podría acentuar su acumulación en el cono volcánico y causar mayor inestabilidad en la ladera occidental, así como su potencial colapso.

El Dr. Hickey añadió: "La producción de magma es uno de los factores que pueden causar o favorecer la inestabilidad de las laderas del volcán.  Si bien existe el riesgo de un colapso de su ladera, la incertidumbre relativa a estos sistemas naturales también puede significar que ésta permanezca estable.  No obstante, es definitivamente necesario estar atentos a lo que pueda pasar en el futuro”

Fuente:

Materiales suministrados por University of ExeterNota: El contenido puede ser editado por razones de estilo y extensión.

Referencias:

  1. James Hickey, Ryan Lloyd, Juliet Biggs, David Arnold, Patricia Mothes, Cyril Muller. Rapid localized flank inflation and implications for potential slope instability at Tungurahua volcano, EcuadorEarth and Planetary Science Letters, 2020; 534: 116104 DOI: 10.1016/j.epsl.2020.116104

Mientras que el Instituto Geofísico emitió un comunicado el día de ayer, miércoles 19 de febrero en el que indica que “con relación a la noticia generada por el trabajo de Hickey y otros, publicado en enero de 2020, el cual está basado en un episodio de deformación ocurrido en noviembre 2015 en el volcán Tungurahua, el Instituto Geofísico aclara que dicho episodio de deformación no se ha vuelto a registrar y que, a partir de los parámetros de monitoreo, el volcán no muestra hoy en día ningún cambio en su actividad ni en su estabilidad. Por tanto: EL INSTITUTO GEOFÍSICO INFORMA QUE NO EXISTEN EVIDENCIAS PARA LA GENERACIÓN DE UN POTENCIAL COLAPSO DE FLANCO EN EL VOLCÁN TUNGURAHUA.”


Fuente Original

Comunícate con El Oriente a través de WhatsApp

Conviértete en reportero. Envíanos tú material al 099 095 8731 (No recibimos llamadas)

Envianos tu Mensaje

VIDEOS | MENSAJES | FOTOS | NOTAS DE VOZ