La Senain de Correa espió incluso a menores de edad

29/01/2018 4Pelagatos - Martín Pallares

En documentos filtrados de la Senain, se ve cómo operaba el sistema de rastreo e investigación oficial a usuarios de redes sociales que habían puesto comentarios sobre Correa.

Foto: 4Pelagatos

Foto: 4Pelagatos

El servicio de inteligencia y espionaje de Rafael Correa no discriminaba entre mayores y menores de edad a la hora de hacer sus pesquisas para hallar a los autores de cualquier comentario en redes sociales que el entonces Presidente consideraba que eran insultos en su contra.

En documentos filtrados de la Secretaria Nacional de Inteligencia, Senain, a los que ha tenido acceso 4Pelagatos, se ve cómo operaba el sistema de rastreo e investigación oficial a usuarios de redes sociales que habían puesto comentarios sobre Correa. Según esos documentos, agentes de la Senain siguieron a tres menores de edad, espiándolos en sus colegios, en sus casas, obteniendo información sobre sus padres e incluso de sus novios o novias. Los agentes no sentían siquiera rubor de ir al colegio, como se ve que ocurrió en uno de los casos, para hacer la “constatación ocular” del autor del mensaje que Correa denunció.

Una ficha expone los datos de Irene, una menor de edad de Guayaquil que escribió un mensaje aparentemente insultando a Correa, quien de inmediato puso esto en su cuenta: “Ud está insultado al Presidente de la República. Espero que conozca la ley”. La usuaria borró el mensaje y cerró su cuenta por lo que los agentes de la Senain ni siquiera pudieron ver el supuesto texto de insulto. Sin embargo, los agentes levantaron una importante y detallada información de la usuaria ubicando el número de IP del computador desde el que posteó el mensaje y rastreando su identidad. En la ficha sobre esta menor los agentes tomaron una fotografía del mensaje de Correa y a su lado hicieron una anotación “: …(evidencia) insultado al Presidente fue borrada por usuaria (cierra cuenta), después de Twitter…”. En esa misma ficha escriben el nombre del padre y la madre de la menor, su fecha nacimiento, la dirección de su domicilio y el de su IP que resultó ser de un colegio privado de Guayaquil (no pelucón por cierto).

En otra ficha del mismo caso, los agentes escriben un registro de las actividades que hicieron sobre Irene entre el 16 y el 17 de agosto del 2012.  “A petición de las directrices del señor SENAIN, y señor Director General de Inteligencia, se reunieron en el despacho del señor secretario en la cual solicita se realice un levantamiento y análisis informático de la IP de las redes sociales…”. A continuación los agentes registran que el personal de la Senain hizo un “traslado del personal de barridos electrónicos de ABE-DGI, a la ciudad de Guayaquil, la ejecución del levantamiento de análisis informático de la IP de redes sociales…”. En ese registro de actividades se dice que a las 11:00 del 17 de agosto del 2012 se ubicó al sitio desde donde se hizo el posteo del mensaje que resultó ser el colegio donde estudiaba la menor.  “Inspección ocular de la usuaria en constatación que la señorita es estudiante del…”. Y termina señalando que las 15:30 del 17 de agosto del 2012 se entregó toda la información al Director General de Inteligencia “para la toma de de decisiones salvo mejor criterio de la autoridad”.

La Senain también hizo todo un relato de las conversaciones que la menor de edad tuvo con otras cuentas de Twitter. En la carpeta también se incluyó una fotografía de los datos que ella tenía en el Registro Civil.

 

En los documentos aparece el caso de un menor de edad que respondió un tuit de Correa diciéndole “@mashirafael el inmoral es ud! Ya quiere adueñarse de la asamblea! Ladrón mitómano”. A esto, Correa replicó así “SENAIN: favor investigar estos insultos al Presiddente y proceder judicialmente”. Se observa asimismo que los agentes de la SENAIN identifican al propietario de la cuenta y consiguieron sus datos para constatar que era un menor de edad. A pesar de ello, los agentes investigaron incluso a la novia del joven haciendo un registro de las actividades de ella en redes sociales. Se incluye incluso la libreta de calificaciones de colegio de la novia del autor del mensaje observándose que tenía excelentes notas.

En Twitter parecería que los usuarios investigados borraron sus mensajes y cerraron las cuentas. Sin embargo, en algunos casos se ve que hay nuevas cuentas con los mismos nombres de usuarios, aunque aparentemente se trata de cuentas inactivas. ¿La Senain abrió cuentas con esos nombres? Nada es imposible viniendo de un servicio de inteligencia y espionaje que no tuvo ni tiene límites de poder y que estuvo al servicio de las urgencias personales del ex presidente Correa.

 

Estas evidencias de espionaje a menores de edad se hallan en un amplio dossier de documentos que pertenecieron a Pablo Romero Quezada, cuando era Secretario General de Inteligencia en 2012; ahora es prófugo de la Justicia. Es imposible saber si hubo o no más casos de menores investigados, perseguidos y amedrentados, lo cual no sería nada extraño si se toma en cuenta que Correa también tuvo un incidente con un menor de edad que le hizo una seña al paso de su caravana.

El nombre de Pablo Romero Quezada tomó relevancia en 2015, cuando la asambleísta Lourdes Tibán lo denunció por supuestas irregularidades en la compra de equipos de espionaje telefónico, así como por la presunta contratación de una empresa para bloquear, desde el exterior, cuentas de redes sociales opositoras del Régimen.

Luego, volvió a escucharse estos últimos días, cuando se conoció la existencia de un correo eléctrónico, fechado al 11 de febrero de 2008, en el que Romero le escribe a Gustavo Teixeira Belitardo a la cuenta belitar@odebrecht.com . Teixeira es 1 de los 7 altos funcionarios de la constructora brasileña, que está acusado por el caso de sobornos en varios países.

En la comunicación, Pablo Romero le da los detalles de una cuenta del Citibank en Nueva York, a la que se deben depositar “las 100 llantas” … y especifica que esa es una cuenta “súper receptora” en la que se han transferido otras 500 llantas los últimos 5 meses.  Por eso, para la Fiscalía es necesaria la detención de Romero, quien deberá explicar su presunta relación con el caso Odebrecht.

Las evidencias documentales del espionaje a menores hablan de poder ilimitado y la falta de escrúpulos que tuvo la Secretaría Nacional de Inteligencia fundada por Rafael Correa.

Fuente Original

Comunícate con El Oriente a través de WhatsApp

Conviértete en reportero. Envíanos tú material al 099 095 8731 (No recibimos llamadas)

Envianos tu Mensaje

VIDEOS | MENSAJES | FOTOS | NOTAS DE VOZ