Imágenes del Oriente Ecuatoriano

Multimedia

Lugares Turísticos de la Amazonía Ecuatoriana

Galería de Imágenes: La Cueva de los Tayos

Realizar el viaje a la Cueva de los Tayos, uno de los lugares más enigmáticos del planeta, es una experiencia inolvidable.


Realizar el viaje a la Cueva de los Tayos, uno de los lugares más enigmáticos del planeta, es una experiencia inolvidable.

El viaje empieza mucho antes de ingresar a la cueva. Inicia cuando se investiga sobre todos sus enigmas. Para está aventura hay que abastecerse de provisiones, así como de botas, linternas y cascos. Todo esto es necesario para que la travesía sea segura, tanto en el recorrido por la selva, como para el ingreso a la cueva.

Desde el cantón Limón Indanza, en la provincia de Morona Santiago, se toma una lancha que atraviesa los ríos Santiago y Coangos hasta el puerto donde arranca la verdadera aventura.

Los indígenas shuar arutam proporcionan un guía nativo para explorar la selva. Entre las recomendaciones del guía están no apoyarse en los árboles o no sentarse para descansar, pues, las congas (una especie de hormigas que producen un dolor intenso si te pican) siempre están al acecho.

Es indiscutible que la caminata por este bosque primario constituye unas de las cosas más hermosas y difíciles de experimentar. Atravesar la selva representa un desafío físico en donde en medio camino las fuerzas se agotan.

Horas más tarde hay como descansar en una pequeña comunidad. Es el momento ideal para tomar agua y equiparse con los cascos, prender las linternas y seguir hasta el campamento. Al día siguiente comienza el descenso a la famosa cueva.

Para llegar a las entrañas de dicha gruta, hay que descender por un rapelling de al menos 55 metros. Esta actividad pone a prueba el miedo a las alturas. Pero las ganas de conocer sus secretos, finalmente, permiten armarse de valor para empezar el descenso.

Una vez adentro, las expectativas simplemente se quedan cortas al ver la majestuosidad de las cuevas. Ningún documental puede compararse con la experiencia de vivirla en persona. La sensación es indescriptible. Aquí estuvo Neil Armstrong, el primer hombre en pisar la luna, en 1976 en una histórica expedición.

La Cueva de los Tayos en su interior está compuesta por formaciones de estalagmitas, cascadas, terrazas, filtraciones de agua, pasadizos, ángulos rectos, acabados con formas simétricas perfectamente pulidas y un sinnúmero de cámaras subterráneas de diversas formas y medida.

Ingresar a la cueva es una experiencia única. Es un lugar de visita obligatoria tanto para turistas nacionales como extranjeros.

Comunícate con El Oriente a través de WhatsApp

Conviértete en reportero. Envíanos tú material al 099 985 9453 (No recibimos llamadas)

Envianos tu Mensaje

VIDEOS | MENSAJES | FOTOS | NOTAS DE VOZ

Versión Impresa

Descarga Versión Impresa

Edición No.11 / Junio 2022

Ver Todas las Ediciones