Elecciones Ecuatorianas 2021

Andrés Arauz cerró su campaña con una fiesta en el Parque del Arbolito

05/02/2021 EFE

Miles de personas acudieron a la última cita de campaña de Arauz y de su segundo, el periodista guayaquileño Carlos Rabascall.

Andrés Arauz cerró su campaña con una fiesta en el Parque del Arbolito / Foto EFE

Andrés Arauz cerró su campaña con una fiesta en el Parque del Arbolito / Foto EFE

El candidato del correísmo en las elecciones presidenciales del domingo en Ecuador, Andrés Arauz, cerró este jueves su campaña en Quito con una fiesta en el Parque del Arbolito en la que se escucharon numerosos mensajes a favor del progresismo, la mujer, los menos pudientes y, sobre todo, contra los banqueros.

Miles de personas ataviadas con el color naranja de la Unión por la Esperanza (UNES), nombre adoptado en sustitución del movimiento impulsado por Rafael Correa, Revolución Ciudadana, acudieron a la última cita de campaña de Arauz y de su segundo, el periodista guayaquileño Carlos Rabascall.

Un encuentro en el que organizadores y participantes no olvidaron evocar en todo momento al fundador del movimiento, Rafael Correa, quien fuera presidente del país entre 2007 y 2017 y que no ha podido participar en los comicios, ni regresar a Ecuador desde Bélgica, donde reside, por una condena por cohecho en un caso de corrupción.

"Arauz presidente, Correa presente", coreaban los militantes al ritmo de un eslogan de campaña, en segmentos intercalados con música vibrante de diversos géneros, discursos de dirigentes políticos, y todo tipo de manifestaciones para insuflar un ambiente de fiesta a la concentración.

Afónico después de 40 días de campaña, en su discurso reservado para el final, Arauz habló de "dignidad", "futuro", de la mujer, de los jóvenes, de tecnología y de "un nuevo Ecuador".

"La urgencia es resolver la dura crisis económica causada por un banquero traidor y un Gobierno entregado a los banqueros", dijo el candidato, que reincidió una y otra vez en la tradicional aversión del movimiento correísta a las entidades bancarias.

Planteó su política en base a tres ejes de trabajo para "recuperar la patria": "Trabajo, futuro y dignidad".

"Este 7 de febrero, todo todito, 1", instó a los participantes recordando el número de su lista electoral.

En el acto tuvieron un papel especial las mujeres, con discursos de la candidata Verónica Arias, y otras que contaron sus aspiraciones e historias personales bajo una óptica del sufrimiento y acusaciones a la supuesta dejadez del actual Gobierno de Lenín Moreno.

Arauz, que se mostró convencido de poder ganar en "una sola vuelta", se dirigió especialmente a ellas "para construir el Ecuador del futuro, el Ecuador de las mujeres".

"En mí tendrán un gran aliado y, sobre todo, un compañero que las acompañará en todas las luchas. Este es el siglo XXI, el siglo de las mujeres, de la juventud y de la tecnología, del futuro de nuestra patria".

El evento, transmitido por redes sociales y con una producción al mejor estilo de los tiempos en que Correa era presidente, se celebró bajo el eslogan de "Ya llega la esperanza", alusión al nombre del binomio presidencial y la finalización del Ejecutivo de Moreno, que no concurre a las elecciones.

Aunque el actual mandatario fue elegido por el correísmo en 2017, pronto se produjo una ruptura entre él y sus excorreligionarios, al punto de que llegaron a tildarlo de "traidor" por abandonar los principios de la revolución y el inicio de una serie de procesos que la Justicia ecuatoriana abrió contra exfuncionarios correístas por delitos de corrupción.

"Han sido años durísimos. Como lo dijo Rafael, han sido años en los que nos han querido quitar nuestra identidad política, prohibir nuestra forma de pensar. Han querido proscribir, eliminar del registro electoral a esta fuerza progresista. Nos robaron el partido pero jamás nos iban a poder robar nuestras ideas", destacó.

En la inusual concentración, dadas las restricciones por la pandemia del coronavirus, figuraban incontables banderas blancas y naranjas con los rostro de Correa, Arauz y Rabascall, así como algunas del movimiento indígena.

"¡Por un nuevo Ecuador!", "¡Ya tenemos presidente, el presidente Andrés!", "!Una sola vuelta, una sola vuelta¡", eran otros de los jingles y eslóganes coreados una y otra vez al ritmo de distintas canciones.

"Nuestra venganza personal serán las becas que volverán, una nueva educación, volver a vivir con dignidad", decían los dos jóvenes presentadores entre los aplausos de miles de jóvenes que el domingo aspiran a materializar el gran cambio.

Al concluir el mitin los seguidores iniciaron una marcha desde el parque del Arbolito, escenario de numerosas luchas sociales en el país, hasta el Consejo Nacional Electoral.

Comunícate con El Oriente a través de WhatsApp

Conviértete en reportero. Envíanos tú material al 099 095 8731 (No recibimos llamadas)

Envianos tu Mensaje

VIDEOS | MENSAJES | FOTOS | NOTAS DE VOZ