Energía

Corporaciones fantasma de China evaden impuestos en el Ecuador

15/08/2019 Diálogo - Gustavo Arias Retana

Corporaciones fantasma chinas utilizan diferentes esquemas para lavar dinero y pagar sobornos por actos de corrupción en América del Sur.

Foto: Diálogo

Foto: Diálogo

 Por lo menos siete compañías chinas contratadas por el gobierno del Ecuador para ejecutar obras públicas en los sectores de construcción, minería, telecomunicaciones y petróleo han hecho pagos a compañías que el Servicio de Rentas Internas (SRI) del Ecuador considera son corporaciones fantasma.

Esta información es el resultado de una investigación realizada por el matutino ecuatoriano El Universo, que comparó la base de datos del SRI, relativa a compañías fantasma a partir de abril, con declaraciones de impuestos de compañías chinas que el país contrató entre 2010-2018.

Según Jorge Rodríguez, un economista ecuatoriano representante de la Comisión Anti-Corrupción del Ecuador, el uso de corporaciones fantasma ha sido una constante en el país.  Afirma que estas compañías son generalmente contratadas para lavar dinero, simular gastos, reducir sus ingresos artificiosamente, así como pagar sobornos a distintas autoridades por actos de corrupción.

“El problema empezó en los 90, cuando los bancos trataron de mover el Sucre y el Dólar; muchos hombres de negocios establecieron corporaciones fantasma a nombre de sus choferes o asistentes para lavar dinero en efectivo y aumentar sus ganancias sobre el tipo de cambio.  Esta práctica reinició en 2007 como una forma de pagar sobornos por actos de corrupción.  Compañías fantasma utilizan recibos falsos para cobrar dinero proveniente de fondos públicos.  Facturan, cobran y luego distribuyen el dinero,” dijo Rodríguez en una entrevista con Diálogo. “Utilizan el mismo esquema para lavar dinero que debe pasar por los bancos; abren cuentas bajo el nombre de compañías falsas.  Es una gran negocio porque disminuyen sus ingresos artificialmente, cuando en realidad canalizan todos estos fondos públicos hacia sus propios bolsillos”.

Compañías chinas

La investigación conducida por El Universo reveló que siete compañías chinas contratadas por el gobierno ecuatoriano presentaron gastos por supuestas transacciones con 84 corporaciones fantasma, cuyo monto ascendió a 22 millones de dólares.

Las compañías chinas implicadas en esta trama incluyen a China CAMC Engineering, China International Water & Electric, China Gezhouba Group, Harbin Electric International, China National Electric Engineering, China Electronics Import & Export, y a dos filiales ecuatorianas de Sinohydro. Según El Universo, las compañías fantasma más utilizadas fueron Construestilo S.A., Comexito S.A., Highstrategy S.A., Gotoconstru S.A. y Divinacompany S.A.

“Los chinos aprenden rápido cuando se trata de actos de corrupción; tenemos muchas compañías de ese país que utilizaron a corporaciones específicamente establecidas para robar dinero del gobierno.  Así es como ocultaron a muchas compañías.  Firmaron contratos que incluyeron cláusulas que restringían el acceso a la información, algo que favorece la corrupción puesto que hace imposible que la sociedad civil pueda triangular dicha información”, afirmó Rodríguez.

Transparencia en la contratación

Según un informe presentado el 6 de junio por el servicio de noticias en línea Ecuador en Vivo, entre 2008 y 2018 Ecuador firmó 74 contratos con compañías chinas por un total de cerca de 8 mil millones de dólares.  “Sin embargo, lo que resulta muy inquietante sobre el aumento de las inversiones del país asiático, que solo llegaron a 7 millones de dólares en 2007, son las contrataciones turbias, los términos de financiamiento, las condiciones de entrega y aún la calidad y especificación de materiales”, sostiene el sitio informativo.

Durante una inspección realizada en noviembre de 2018 en Coca Codo Sinclair, la planta hidroeléctrica más grande del país, las autoridades ecuatorianas encontraron 7.648 fisuras en los distribuidores que inyectan agua en las turbinas, así como daños estructurales que llegan a casi mil millones de dólares.  La compañía china Sinohydro construyó la enorme represa en 2016.

Ecuador en Vivo añade, “existen casos similares en otros países, especialmente dentro del eje bolivariano: Bolivia, Venezuela, Nicaragua y Cuba. La compañía asiática China CAMC Engineering, que según su sitio web trabaja en proyectos de ingeniería industrial, eléctrica y de transportación, por dos años ha estado bajo investigación de la Asamblea boliviana, así como del Contralor General y del Ministerio Público y presenta varias restricciones al acceso de información”.

El SRI del Ecuador empezó a verificar la información suministrada por sus investigadores.  “Así es como descubrió qué compañías fueron establecidas con este propósito específico y etiquetó a aquellas que habían cobrado al gobierno, pero nunca reportaron tales ingresos en sus declaraciones de impuestos, como compañías fantasma”, dijo Rodríguez. “Estos casos fueron descubiertos como resultado de una inspección detallada de la información pertinente realizada por las autoridades de gobierno”.

Los negocios chinos están metidos en las áreas de desarrollo más importantes en el Ecuador. “Todos estos contratos fueron secretos y ahora el uso de las compañías fantasma esta claro.  Parecería ser que los negocios chinos no se rigen por principios éticos y autoridades corruptas siempre estarán dispuestas a ayudarles a ganar dinero”, concluye Rodríguez. “No es justo que los negocios contratados para mejorar las condiciones del país realicen turbios movimientos financieros para estafar al gobierno.  Tenemos que demandar transparencia, independientemente si se trata de negocios chinos o ecuatorianos, debemos conocer cómo se maneja nuestro dinero”.

Esta es una traducción no oficial realizada por Chevron. El artículo original en inglés puede ser visto aquí
 

Fuente Original

Comunícate con El Oriente a través de WhatsApp

Conviértete en reportero. Envíanos tú material al 099 095 8731 (No recibimos llamadas)

Envianos tu Mensaje

VIDEOS | MENSAJES | FOTOS | NOTAS DE VOZ