Politica y Economía

‘El 3 de septiembre va a ser una fiesta para la Amazonía’

31/08/2020 El Oriente - Redacción

Andrés Briones, director general del Instituto Nacional de Economía Popular y Solidaria (IEPS), detalla los proyectos de esta entidad en una entrevista con El Oriente. También señala lo que va a ocurrir esta semana en las 6 provincias amazónicas.

Cortesía del  Instituto Nacional de Economía Popular y Solidaria (IEPS)

Cortesía del Instituto Nacional de Economía Popular y Solidaria (IEPS)

¿Qué es el Instituto Nacional de Economía Popular y Solidaria (IEPS)?

El Instituto de Economía Popular y Solidaria es una entidad de fomento productivo que se centra en apoyar a los que hemos denominado el espacio asociativo o el grupo asociativo a nivel nacional. Le pongo un ejemplo rápido. En la ciudad de Guayaquil o en la ciudad de Quito o en la ciudad de Cuenca pueden haber mujeres que decidan emprender de manera cooperada, de manera colectiva porque comparten los mismos conocimientos, habilidades y experiencias. 

Este emprendimiento cooperativo, asociativo, solidario donde priman principios como la reciprocidad y la solidaridad es lo que nosotros llamamos economía popular y solidaria. Para nuestra economía popular y solidaria que se representa en el país más de 460 mil personas, nosotros tenemos servicios permanentes que están dirigidos para fortalecer, mejorar la calidad y producción de los bienes y servicios de la IEPS porque son unidades, son asociaciones que producen, que tienen socios trabajadores.

Y, al final, cerramos este círculo común fomentando y desarrollando una articulación comercial para que los productos y servicios de la IEPS se puedan comercializar tanto en el sector público como en el sector privado y también generar oportunidades para que puedan internacionalizar sus operaciones.

¿Cuál ha sido el rol de la institución durante la pandemia?

Bueno, ha sido un rol de mucho apoyo permanente para la economía popular y solidaria. Nosotros no paramos nuestras operaciones, sino más bien decidimos innovar y desarrollar canales digitales online para que la economía popular y solidaria, por ejemplo, pueda seguir vendiendo.

En plena pandemia sanitaria desarrollamos más de 150 enlaces comerciales, donde tuvimos a compradores desde cadenas como TIA, hasta el laboratorio, la farmacia de la esquina. En las ciudades del país, escuchaban y veían y compraban productos de la economía popular y solidaria a través de estos enlaces. 

En estos enlaces nosotros logramos levantar expectativas de venta de más de 300 mil dólares en todo el país. Y no solamente nos quedamos ahí. También seguimos en plena pandemia trabajando de la mano con otros ministerios como, por ejemplo, el agrícola para asegurar que desde la EPS del sector agrícola de la economía popular y solidaria se siga abasteciendo de manera normal y recurrente los centros de alimento de las principales ciudades del país. 

De esta forma logramos de alguna forma contener el efecto debido a la parálisis del consumo. Y dimos herramientas, dimos soporte, existencia y mucha capacitación en los momentos de mayor tensión y preocupación por la pandemia del Covid. Y nuestros socios se ven agradecidos y se refleja también en las estadísticas. Uno cuando muestra las estadísticas, dice: bueno, más allá de lo que me comenta, Andrés, ¿cuáles son los resultados positivos del Instituto de Economía Popular y Solidaria en territorio?

Los resultados se ven cuando vemos que … le está vendiendo más al mercado privado. Hemos aumentado las ventas en más del 45%. Cuando vemos una economía popular y solidaria está importando a mercados como la Unión Europea que está importando a mercados como Estados Unidos con productos diferenciados, no es el típico producto, que banano, que cacao, sino que estamos hablando, por ejemplo, de la quinoa procesada, que se va como cereal o en barra a los Estados Unidos.

O vemos productos agrícolas que se cultivan en la Amazonía que en este momento se están exportando a la Unión Europea.

¿Cuáles son los proyectos que ha venido desarrollando con las Economías Populares y Solidarias en general?

Bueno, nosotros apuntamos mucho a desarrollar planes de negocios solidarios. ¿Qué es un plan de negocio solidario? Es ordenarle la casa, ayudarle a ordenar la casa a la economía popular y solidaria desde desarrollar una estructura básica de costos. Se les permite a los socios solidarios definir, por ejemplo, cuáles son sus principales costos, sus principales gastos para poder operar, el precio que tiene que comercializar el producto en el mercado, los márgenes de ganancia.

¿Cómo podemos mejorar la comercialización dentro del plan de negocio solidario? Es decir, vamos dando herramientas y toda la operación que de manera, por así decirlo, pragmática lo viene o lo venía desarrollando esa asociación, ya lo profesionalizamos. Lo ponemos en un plan de negocios solidario.

Esos planes de negocios solidarios nosotros los direccionamos para que otras instituciones como el ARSA, por ejemplo, pueda de manera rápida entregar notificaciones sanitarias. Como el INEN, que es el instituto nacional de normalización, pueda entregar mi primer certificado de calidad a una asociación. O que las cooperativas o la banca pública atiendan necesidades crediticias de financiamiento para que las asociaciones puedan mejorar sus procesos operativos, mejorar su producción, la comercialización o quizás con ese capital innovar y desarrollar nuevos productos.

En las provincias amazónicas, ¿cómo ha sido la mecánica de estos proyectos?

Bueno, hemos, en la Amazonía tenemos un proyecto que lo estamos implementando en dos provincias amazónicas: Zamora Chinchipe y Morona Santiago. Este es un proyecto que apunta fortalecer la asociatividad en la zona rural. Por ejemplo, nosotros estamos trabajando en Morona Santiago en la zona de Sinaí, dentro del cantón Macas, donde estamos apoyando a los productores cañicultores … ya no es solamente la caña, sino más bien ya es productos elaborados a partir de la caña como el aguardiente.

Todas esas asociaciones de Sinaí han recibido intervención y recursos no reembolsables por parte de nosotros para que puedan desarrollar productos, marcas. Y con esto ya comiencen a llegar a las perchas no solamente de Morona, sino también de todo el país con productos diferentes, distintos, a partir de la caña de azúcar. Y en ambas provincias estamos destinando recursos. 

Me gusta mucho el caso. No recuerdo en este momento el nombre de la asociación, pero ellos a partir de la yuca, la yuca muy rica en la región amazónica está … harina, harina de yuca. Y lo están comercializando en otras regiones del país gracias al apoyo y el impulso del instituto. Pero no es una harina de yuca que va en una fundita simple, sino más bien siempre la intervención del instituto es a formalizar y mejorar y elevar los estándares de calidad de los productos de la economía popular y solidaria.

Son productos que van con su registro sanitario. Son productos que van con sus notificaciones y registro de marca. Que cumple con todas las certificaciones y acreditaciones que requieren y demandan los consumidores para que sus canales puedan ser diversos, variados y con eso garantizar la venta que es lo más importante para la economía popular y solidaria.

De todas las organizaciones que pertenecen al sector de la economía popular y solidaria, ¿cuántas pertenecen a la Amazonía ecuatoriana? ¿Cuántas son de la Amazonía ecuatoriana?

Buenos si estamos hablando de 460 mil, sin temor a equivocarme podría decirles que en la Amazonía tenemos alrededor de 60 mil asociaciones de la economía popular y solidaria en las seis provincias amazónicas desde Sucumbíos hasta Zamora Chinchipe.

¿Cuál es el objetivo del modelo de gestión 2020?

Bueno, nuestro modelo de gestión se ha centrado en la ruta de fomento de la economía popular y solidaria y cambia la visión, la perspectiva y el modo de operar de la EPS.  Antes de mi gestión teníamos una economía popular y solidaria muy dependiente de las compras públicas. Y esto ha generado crisis en todo el país porque vemos por coyuntura la situación económica difícil que está atravesando el gobierno y que sus acciones están encaminadas a tratar de mejorar el presupuesto y en algo apalear las deudas que tiene el gobierno de manera interna. Esto deja de fuera a la economía popular y solidaria porque  ya no se puede garantizar el mismo ritmo de cobro.

Entonces tenemos que hacer algo, algo lógico, romper primero esa dependencia de las compras públicas. Y a través de la ruta de fomento de la economía popular y solidaria donde abogamos mucho por el fortalecimiento, la productividad y calidad y la articulación comercial, comenzar a articular a nuestra EPS con el mercado privado y el mercado internacional. 

Ese es el propósito. Eso ha sido lo más fuerte de mi gestión en el 2020. Y yo creo que el impulso a la ruta de fomento se da también gracias al registro único de la economía popular y solidaria REPS, que nos permite en todo el país identificar por cantón, por parroquia, por cuadra y barrio qué asociación existe y cuáles son sus necesidades para hacer una intervención realmente directa, a la vena de lo que necesita cada asociación en el país.

La pandemia ha afectado totalmente a los sectores más vulnerables. ¿Qué planes tiene el gobierno para potenciar las actividades de todos los sectores productivos que conforman la EPS?

Bueno, en este momento la política pública la manejamos, de economía popular y solidaria, dos instituciones: la Corporación Nacional de Finanzas Populares que es la Conafip, que es una banca de segundo piso. La intención de la Conafip es llevarse cursos a través de las cooperativas a estas 460 mil personas de la economía popular y solidaria. Logramos ya un crédito histórico para la EPS ya hace tres semanas. El Banco Interamericano de Desarrollo confirmó el desembolso de más de 93 millones de dólares.

Ya la Conafip está empezando a colocar a través de una taza de interés preferencial, más menos para darle una referencia, lo que busca la Conafip es reducir en 10 puntos la taza de interés promedio y que se coloca créditos a través de cooperativas y cajas de ahorros. Ese es el rol de la Conafip.

Y nosotros como instituto, como IEPS, trabajamos en el fomento, la mejora, en elevar los estándares de calidad y garantizar siempre mercados para la economía popular y solidaria.

Esa dualidad, recursos financieros frescos que le ofrece y le otorga la Conafip, más fomento productivo que lo otorgamos nosotros, como IEPS, se enmarca dentro de esta política pública nacional de gobierno de reactivación productiva en favor de la economía popular y solidaria.

¿Cómo pueden acceder los microempresarios a los beneficios del IEPS?

Bueno, el IEPS es público. Está abierto a todas las personas. Nosotros tenemos siete oficinas nacionales. La matriz está en Quito, pero tenemos oficinas en Guayaquil, en Portoviejo, en Tena, en el Puyo, en Macas también, donde nuestros técnicos están permanentemente. En Sucumbíos también tenemos técnicos y en Zamora también. Es decir, tenemos técnicos en todas las provincias amazónicas donde nuestros técnicos se desplazan a territorios. Esto es hace unas tres semanas estuvimos en Tiwintza, visitando la comunidad de Tiwintza con nuestros técnicos porque estamos haciendo un plan de intervención, desarrollando planes de negocios solidarios para fortalecer la susceptibilidad y comenzar a producir nuevos cultivos en esas zonas. 

Entonces, siempre estamos visitando territorios. Yo creo que una de las características, ahora que usted me pregunta cómo se pueden o cómo nos podemos beneficiar las personas del territorio de los servicios de las IEPS, es siempre nuestros técnicos liderados, por su director, estamos en un trabajo permanentemente en territorio visitando … y escuchando las necesidades de la economía popular y solidaria.

Tengo entendido que el día 3 de septiembre hay un importante evento, sobre todo en la Amazonía. Me podría explicar de qué exactamente se trata?

Bueno, vamos a ir con buenas noticias el 3 de septiembre para la Amazonía. Vamos primero con Álex Hurtado, el ministro de la Amazonía, donde vamos ya a lanzar un proyecto donde la comercialización para los productos de la EPS va a ser lo más importante. Los recursos salen de los fondos petroleros de la Amazonía.

Y con estos recursos, este año vamos a abrir seis oficinas comerciales de las provincias amazónicas, donde lo más importante va a ser, identificar el producto que tengan o que cumplan todas las condiciones para ser comercializados en el país y promocionarlos en todo el territorio nacional para garantizar una mayor penetración de llegada de estos productos amazónicos en el país. Ese es el foco.

El 3 de septiembre, junto a Conga, que es la comunidad de gobiernos provinciales, vamos a firmar un acuerdo donde los gobiernos provinciales, en este caso las prefecturas, van a abrir sus puertas a la economía popular y solidaria comprando de la economía popular y solidaria, fomentando la economía popular y solidaria y desarrollando unidades al interior de sus estructuras para fomentar, capacitar y mejorar las condiciones productivas de ellos.

Y también vamos a estar con la ministra de turismo, la ministra Rosi (Prado). La intención es que la ministra también dé a conocer todos los incentivos y el apoyo que ella está desarrollando en este momento para potenciar el sector turístico que es muy importante en la Amazonía y que en este momento requiere de todo el apoyo, los recursos y la asistencia del gobierno nacional. Es decir, que el 3 de septiembre va a ser una fiesta para la Amazonía desde el gobierno nacional.

Porque vamos a ir con recursos para comercializar proyectos. Vamos a firmar un convenio macro con los seis prefectos de la Amazonía para abrir las compras pública a la economía popular solidaria y de esto fomentar a la EPS. Y desde la rama de turismo vamos a dar buenas noticias para seguir impulsando el turismo amazónico.

Entrevista a Andrés Briones, del Instituto Nacional de Economía Popular y Solidaria (IEPS)

Comunícate con El Oriente a través de WhatsApp

Conviértete en reportero. Envíanos tú material al 099 095 8731 (No recibimos llamadas)

Envianos tu Mensaje

VIDEOS | MENSAJES | FOTOS | NOTAS DE VOZ