Compartir

Destacado Principal

Caso Chevron Ecuador

El ‘Sí’ y el ‘No’ tergiversan la historia de Texaco en sus campañas por el Yasuní

14/07/2023 El Oriente - Redacción

Es recordado como el mejor socio petrolero en la historia del país.

Es recordado como el mejor socio petrolero en la historia del país / Foto: El Oriente Es recordado como el mejor socio petrolero en la historia del país / Foto: El Oriente

Es recordado como el mejor socio petrolero en la historia del país / Foto: El Oriente

El nombre de Texaco suena nuevamente en medios de comunicación de Ecuador. ¿La razón? La polémica consulta popular sobre la explotación petrolera en el Yasuní.

El 20 de agosto, los votantes ecuatorianos deberán responder: “¿Está usted de acuerdo en que el gobierno de Ecuador mantenga el crudo del ITT, conocido como bloque 43, indefinidamente en el subsuelo?”

En sus campañas opuestas, ambientalistas y sindicalistas hoy lanzan acusaciones contra Texaco, que operó en el país en los años 70 y 80 como socio minoritario de la estatal Petroecuador (CEPE en ese entonces).

Por un lado, los ambientalistas y abogados corruptos contra Chevron alegan, sin pruebas, que la compañía causó devastación ambiental, muertes por cáncer, y hasta la desaparición de grupos indígenas (tetetes y sansahuaris) en la Amazonía – acusaciones desmentidas repetidas veces por expertos y cortes internacionales.

Por otro lado, sindicalistas argumentando por el ‘No’ acusan a Texaco de utilizar malas técnicas para abaratar costos y de esta forma hacer una comparación tendenciosa con las supuestas ‘buenas’ prácticas de Petroecuador en la actualidad.

De ambas partes, las acusaciones son tan falsas como graves. Aquí los hechos:

Pueblos indígenas

Estudios antropológicos, como el escrito por Robert Wasserstrom, Susan Reider y Rommel Lara, señalan que ya para los años 50, los tetetes casi habían desaparecido debido al boom cauchero y a la guerra con otros grupos indígenas. Esto es décadas antes de la explotación petrolera en el nororiente ecuatoriano.

Desde 1885 hasta la década de 1920, los caucheros trabajaban en la zona y secuestraban o les disparaban a los tetetes. Así se señala en el estudio “El debilitamiento de la capacidad democrática: la creación de mitos y el desarrollo petrolero en la Amazonía ecuatoriana”, publicado en 2013.

Estos estudios también detallan que, en 1973, un misionero de EE. UU. confirmó que solo quedaba una familia aislada de tetetes.

Pero si las afirmaciones sobre los tetetes son disparatadas y distan de la realidad, las hechas sobre los sansahuaris caen en lo ridículo. Según los estudios, los sansahuaris jamás existieron. Búsquedas exhaustivas de registros misioneros y antropológicos no encontraron mención del grupo llamado sansahuari. Hasta el 2003, cuando se inició la demanda contra Chevron en Lago Agrio, nadie jamás había mencionado a los sansahuaris.

Cáncer

En el juicio que se llevó a cabo contra Chevron en Lago Agrio, no se presentó ninguna evidencia médica sobre supuestas excesivas muertes por cáncer debido a las operaciones del exconsorcio Petroecuador-Texaco. Los abogados contra Chevron no presentaron a la corte un diagnóstico médico, ni un solo certificado de defunción para sustentar sus graves acusaciones.

Además, las estadísticas oficiales del gobierno ecuatoriano (INEC) desmienten que haya exceso en las tasas de muertes provocadas por cáncer en las regiones petroleras de la Amazonía ecuatoriana.

Las tácticas de engaño, manipulación y fraude de los abogados contra Chevron son ampliamente conocidas. En 2007, un juez Federal de San Francisco, California, concluyó que las demandas por efectos en la salud entabladas en contra de Chevron y presentadas a nombre de varios demandantes ecuatorianos, eran falsas.

El caso presentado en San Francisco fue interpuesto por el mismo abogado que inició el litigio contra Chevron en Ecuador. Bajo juramento, sus clientes admitieron que habían forjado sus reclamos sobre cáncer. El caso fue rechazado y el abogado fue multado por la corte.

Medio ambiente

Pese a persistentes acusaciones por parte de activistas, sindicalistas y abogados corruptos, Texaco cumplió a cabalidad con sus obligaciones ambientales en la región amazónica de Ecuador. Esto lo determinó en agosto de 2018 un Tribunal de la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya.

El tribunal señaló además que Petroecuador “durante más de tres décadas, no hizo absolutamente nada” para abordar sus propias obligaciones de remediación ambiental en la misma área de operaciones, a pesar de que Ecuador y su compañía estatal recibieron el 97.3 % de los ingresos generados por la producción de petróleo del proyecto.

Las prácticas de Texaco Petroleum (TexPet) relacionadas con el uso de piscinas de desechos y el manejo de aguas de producción seguían los estándares internacionales del tiempo y cumplían con las regulaciones y prácticas vigentes, no solo en el Ecuador, sino también en los EE.UU. Aquí un informe que detalla los temas.

Por su parte, un reportaje de Ecuavisa reveló que, desde 2012 a mayo de 2021, se han registrado 1.213 derrames petroleros en Ecuador, según cifras del Ministerio de Ambiente. Esto significa que, en promedio, ocurren 10 derrames por mes en el país. En 19 de los 23 bloques operados actualmente por Petroecuador, se registraron 1.004 derrames entre 2012 y mayo 2021, el 80 % del total.

Texaco, un gran socio para Ecuador

Estos voceros se olvidaron de mencionar que con el inicio de la explotación petrolera de Texaco se puede hablar en Ecuador de un antes y un después. Es considerado el mejor contrato petrolero en la historia del país.

Por los 20 años que operó Texaco en Ecuador, el 95 por ciento de los beneficios de la operación fueron al Gobierno ecuatoriano por regalías, impuestos, subsidios y por participación directa en el consorcio. De los $ 25 mil millones generados, $ 24.5 mil millones fueron para el Estado mientras que Texaco Petroleum Company se quedó con $ 490 millones.

Síguenos en Google News Únete al canal de WhatsApp
WhatsApp

Comunícate con El Oriente a través de WhatsApp

Conviértete en reportero. Envíanos tú material al 5939 8016 3921 (No recibimos llamadas)

Envianos tu Mensaje

VIDEOS | MENSAJES | FOTOS | NOTAS DE VOZ

Versión Impresa

Edicion Impresa
Descarga Versión Impresa

Edición No.35 / Junio 2024

Ver Todas las Ediciones