Cultura y Turismo

Tamandúa fue construida con técnicas kichwas

09/09/2019 El Comercio - Fabián Maisanche

La hostería fue edificada como parte del laboratorio natural del Centro de Rescate Animal Yanacocha, con base en técnicas ancestrales de la nacionalidad Kichwa, en el 2012.

Foto: El Comercio

Foto: El Comercio

El pambil, la caña guadúa y la paja toquilla fueron utilizados para construir la Hostería Tamandúa, ubicada a 40 kilómetros del centro de la ciudad de Pastaza. Las tres cabañas, restaurante, tienda de artesanías, mirador, baños y zona de avistamiento de aves se encuentran en la cima de un cerro y están rodeadas por un bosque y cascadas.

La hostería fue edificada como parte del laboratorio natural del Centro de Rescate Animal Yanacocha, con base en técnicas ancestrales de la nacionalidad Kichwa, en el 2012.

Un grupo de indígenas pertenecientes a la comunidad Shamasunchi ayudó a los propietarios a construir las habitaciones con amplios ambientes y con suficiente ventilación.

Para eso, edificaron estructuras cuadradas y ovaladas con piso de tablones de madera. Las habitaciones se levantan sobre pequeños pilares de 50 cm, aproximadamente, con el objetivo de proteger a los huéspedes del agua, de los reptiles y de insectos.

Las paredes de las habitaciones kichwas fueron revestidas con maderos de chonta. El material es resiste al ambiente húmedo y lluvioso de la Amazonía. También utilizaron maderas de chonta, pigui y caña guadúa para el piso de los cuartos y el restaurante. Los techos de las cabañas tienen hojas de palma de locata o de palma real y paja toquilla y lizan. Estas fibras naturales fueron entrelazadas para evitar que el agua pase a las habitaciones. Las hojas de las plantas fueron tratadas con hierbas nativas para cambiar su color: pasaron de verde a negro.

Leer más aquí

Fuente Original

Comunícate con El Oriente a través de WhatsApp

Conviértete en reportero. Envíanos tú material al 099 095 8731 (No recibimos llamadas)

Envianos tu Mensaje

VIDEOS | MENSAJES | FOTOS | NOTAS DE VOZ